DETECTORES DE PRESENCIA
Y MOVIMIENTO

LAS DIFERENCIAS
DETECTORES DE PRESENCIA Y MOVIMIENTO

Ambos tipos de dispositivos tienen un sistema de sensores para la detección de movimiento y un sistema de sensores de luz para la medición de la luminosidad. No obstante, los detectores de presencia y los detectores de movimiento son adecuados para diferentes aplicaciones.

DETECTORES DE PRESENCIA

Los detectores de presencia también detectan movimientos de mayor envergadura, pero dentro de su rango de presencia también registran la motricidad fina e incluso los movimientos más pequeños, como teclear en el teclado de un PC. Por tanto, a diferencia de los detectores de movimiento, los detectores de presencia pueden detectar la presencia permanente de personas, por ejemplo, en un escritorio de la oficina.

Si se detecta movimiento y la luminosidad es insuficiente, los detectores de presencia activan la iluminación. Sin embargo, a diferencia de los detectores de movimiento, no miden la luz sólo una vez, sino que repiten la medición mientras detectan la presencia. Si la iluminancia necesaria ya se alcanza con la luz diurna o la luz ambiental, los detectores de presencia apagan la luz artificial de manera que se ahorra energía aunque haya presencia humana. Alternativamente, desactivan la iluminación al final del tiempo de retardo de desconexión.

Los detectores de presencia con control de luz constante proporcionan aún más comodidad y eficiencia energética cuando hay personas presentes. Porque, basándose en su medición continua de la luz, pueden ajustar continuamente la iluminancia de la luz artificial a las condiciones de iluminación natural mediante la regulación.

ÁREAS DE APLICACIÓN

Los detectores de presencia son idóneos para zonas interiores en las que hay presencia permanente de personas, especialmente en zonas con luz diurna, debido a su detección de movimiento más precisa y a la medición continua de la luz. Por ello, son preferibles para su uso en oficinas, aulas o salas de recreo, por ejemplo.

DETECTORES DE MOVIMIENTO

Los detectores de movimiento detectan movimientos mayores dentro de su rango de detección, por ejemplo, cuando una persona camina hacia adelante o hace gestos desordenados. En cuanto los detectores de movimiento detectan un movimiento, miden la luminosidad una vez con su tecnología de sensores de luz. Si ésta se encuentra por debajo del valor de luminosidad previamente ajustado, activan la iluminación. Si ya no detectan ningún movimiento, vuelven a apagar la luz al final del tiempo de seguimiento.

CAMPOS DE APLICACIÓN

Los detectores de movimiento, con su tecnología de sensor de movimiento más sencilla y su exclusiva medición de la luz, son ideales para pasillos, áreas sanitarias y salas laterales con poca luz diurna o de corta duración, así como para aplicaciones exteriores.